Comprar un buen monitor para nuestro ordenador

Si no entendemos nada sobre informática, al ver el monitor de un ordenador tan solo vemos un pedazo de plástico que emite imágenes de colores, pero a la hora de elegir el que más nos conviene, ya empezamos a ver como aparecen todo tipo de datos a los que tenemos que prestarles especial atención, con el fin de poder hacernos con un buen monitor que cumpla todas las expectativas, sin olvidarnos de que tenga un precio aconsejable para nuestra cartera.

Por suerte, para tener un monitor de calidad no hay que empeñar la casa y un ojo de la cara, ya que hay muchos que se adaptan a nuestros presupuestos si no tenemos que utilizarlos para nada en especial, a parte de para poder usar el ordenador. Existen tecnologías de distinta calidad, tamaños, resoluciones y hasta algunos que cuentan con la capacidad de girarse para verse en modo vertical.

Comprar un buen monitor para nuestro ordenador

El tamaño sí que importa

A la hora de escoger el tamaño de nuestro monitor, deberemos tener en cuenta que cuanto más grande sea, a más distancia tendremos que encontrarnos de él para poder usarlo, ya que al trabajar muy cerca puede dañar nuestras retinas o provocarnos dolores de cabeza.

Lo mejor es partir de las 21 pulgadas e incluso alcanzando las 23” si queremos un monitor de calidad y con gran adaptación para trabajos de edición o videojuegos. Si decidimos pasar de las 23 pulgadas, el precio aumentará considerablemente, aunque si nuestro bolsillo nos lo permite, siempre podremos encontrar buenas relaciones calidad-precio.

Si escogemos monitores con tamaños superiores a las 27 pulgadas, ya estamos hablando de lo más puntero de la tecnología actual, con grandes resoluciones de alta calidad y con la posibilidad de usarlos como televisión al mismo tiempo que como monitor. Cabe decir que este tipo de monitores van dirigidos para utilizarlos en salones, donde la distancia con los ojos es saludable o en lugares donde nos encontremos lo suficientemente alejados para no tener problemas en la vista.

Paneles IPS, LED o LCD

Cuando adquirimos un monitor, este también incluye un panel, que se dedica a mostrar la imagen de forma retroiluminada y que afectará a la calidad de esta según del tipo que sea.

Si queremos un buen monitor a un precio asequible, deberemos elegir los que lleven tecnología LED, que cuenta con un consumo eléctrico mucho menor que las LCD y además muestra mejor los colores, produciendo menor cansancio en la vista.

En el caso de que queramos algo más de calidad, nos dirigiremos ya hacia los monitores con panel IPS, que aumentarán el precio pero nos proporcionarán una calidad excelente de imagen en alta definición, unos colores realmente espectaculares y muy cercanos a la realidad; y finalmente, el rendimiento y ahorro de energía destacable, ya que al representar los colores negros, esta tecnología apaga los píxeles, al contrario que las otras quienes se dedican a mezclar colores para conseguir oscuridad en ellos.